Bayahíbe, tierras puras y vírgenes en República Dominicana

Un destino mágico, escondido en la bella República Dominicana, siendo privilegio de algunos pocos que han descubiertos las maravillas que se encuentran en estas tierras provincianas que aún se mantienen puras y vírgenes alejadas de la influencia turística que se encuentra al acecho.

En la magnífica ciudad “La Romana” se encuentran estos encantos vírgenes a tan solo unos kilómetros de Santo Domingo! Un lugar construido para el disfrute de algunos pocos manteniendo su estilo clásico y de época que caracteriza sus techos regalando vistas inigualables a los ojos humanos. Artistas de renombre han sabido elegir su punto en el mapa caribeño para pasar sus días alejados del ajetreo de la vida cotidiana añadiendo una pizca de tranquilidad al asentar sus vidas en Bayahíbe.

Sorprendentemente aquellos que amen mantener sus mochilas sobre sus espaladas y recorrer los caminos del mundo, toman como la mejor opción para sus viajes estos lugares de ensueños en La Romana, donde sus estilos de vida peculiares pueden llevarse adelante sin problemas dejando atrás los lujos para absorber la naturaleza que los rodea en cada momento permitiéndoles vivir al máximo los veranos interminables con sus playas doradas y aguas cristalinas. El paraíso pesquero siempre abre sus brazos a sus visitantes enamorándolos con estas increíbles actividades al aire libre que no dejan a nadie afuera de la bella experiencia de calma que invadirá sus cuerpos.

Bayahíbe, junto a su amada Dominicus, se han convertido en el destino de preferencia para miles de personas que se encuentran en la búsqueda interminable de playas exóticas y únicas. Dos de los paraísos exóticos mas alucinantes del mundo están hoy a solo un paso de su visita, solo basta con animarse y adentrarse en estas bellezas escondidas.

Algunos paseos en barcas pueden llevarlos a lugares inimaginables dentro de la hermosa “La Romana”, mostrando pueblos tan pintorescos y clásicos como los Altos del Chavón mostrando paisajes inolvidables desde las alturas de sus montañas con sus densas zonas verdes.

Los sabores más exquisitos podrán sentirse en Bayahíbe, sus restaurantes serán una invitación sensual para degustar sus comidas típicas, posicionando a estas tierras con la mejor gastronomía de la zona! Sus bares pequeños, rústicos y con algunos vestigios de antigüedad crearan una atmosfera única y encantadora para cualquier amante del Caribe. Platos de lujo son accesibles al mundo junto a sus comidas internacionales que no quedan fuera de sus cocinas.

Islas Saona y Catalina son algunas de las atracciones más importantes de la zona, todo a su alrededor presenta la idea de lo “Tropical y exótico”, incluso visitando el “Parque Nacional del Este” donde algunos de los grandes atractivos son sus lagos subterráneos y las increíbles cuevas que se llenan de visitantes en busca de deslumbrar sus ojos y obtener fotos increíbles para mostrar en su regreso.

Los edenes que representan las costas de Isla Saona y Catalina son para destacar! Sus manglares son bellos y el buceo y el snorkel son imprescindible gracias a sus magníficos fondos marinos llenos de colores que lo dejaran anonadado!  Para aquellos amantes del buceo y la vida marina, deberán pasar sus horas en la bella Catalina! Hecha a medida al turista que desea observar las interminables cantidades de colores y las variedades de peces que reinan estas aguas cálidas y cristalinas, es por ello que lugares especiales como el barco de Saint George o el Parque Nacional de Submarino han tomado tanta fama entre sus visitantes.

La República Dominicana es una de las grandes bellezas de este mundo que ha sabido conservar su naturaleza y mostrarla con orgullo, es así como Bayahíbe nace entre las pequeñas charlas turísticas como el magnífico secreto exótico y paradisiaco del Caribe, dispuesto a recibir en sus brazos al turista curioso!

EnViajes

[fbcomments]