Turismo creativo, una nueva visión

Califique este artículo

Dentro de lo que se considera el turismo cultural, en los últimos años se ha popularizado una forma nueva de hacer turismo: el turismo creativo. ¿De qué se trata? Básicamente nació en España allá por el 2000 y se trata de una propuesta en la colaboración experiencial y creativa entre  turistas en destinos autóctonos.

 

Turismo creativo, una nueva visión

Esta propuesta tiene como finalidad desarrollar experiencias únicas, memorables, participativas y creativas, como por ejemplo preparar un café en algún bar de Europa o ser DJ por una noche, en Ibiza. Muchas personas además viajan con la intención de adquirir un aprendizaje o profundizar sus conocimientos, como por ejemplo aprender  a trabajar la arcilla en la región de la Puna o amasar pan casero y hacer empanadas en el Noroeste argentino.

Este nuevo sub segmento turístico impulsa un mayor acceso a la cultura y a la historia del territorio que se visita e involucra a los viajeros a  participar de manera más comprometida con el lugar que se visita. Es una tendencia mundial ya, que se encuentra en plena expansión y tiene cada vez más adeptos alrededor del mundo; los turistas en la actualidad no se conforman con recorrer un lugar y apenas conocerlo,  buscan vivir experiencias, aprender y compartir momentos únicos con los pobladores involucrándose con ellos y sus costumbres.

Fue en el año 2000 cuando se comenzó a emplear el término “Turismo creativo” para referirse a aquel que le ofrece a los viajeros la posibilidad de desarrollar su potencial creativo participando activamente en cursos o experiencias características del lugar de su estancia”. Otra definición, más actualizada es de un “turismo en el que el visitante tiene una interacción educativa, emocional, social y participativa con el lugar, su cultura y sus autóctonos. Los turistas se sienten en estos destinos como ciudadanos”.

En el año 2010 se creó el Creative Tourism Network, una red internacional que tiene como principal objetivo identificar y promover estos destinos que apuestan por el turismo creativo.  A través de ella también se ayuda a los destinos interesados a desarrollar el turismo creativo en su territorio, a adaptar sus propuestas y productos y a ofrecerles servicios de comunicación, prensa, promoción y presentación en ferias.

El turismo creativo no solo enriquece a quien lo practica, al turista, sino también a las comunidades. En este sentido algunos de los beneficios que promueve en los destinos son:

Enriquecimiento cultural y efectos positivos sobre la autoestima de los residentes que ven apreciada su cultura

  • Valorización del patrimonio material e inmaterial del territorio, rescatando y recuperando tradiciones
  • Diversificación del turismo sin inversiones previas, contando con los recursos del propio territorio y posibilidad de destacar como destino turístico independientemente de su importancia demográfica o proyección internacional inicial.
  • Efectos positivos sobre la rentabilidad de la estructura cultural gracias a esta nueva demanda
  • Atracción de un turismo comprometido y con notable poder adquisitivo
  • Mejor repartición del turismo a lo largo del año (desestacionalización).
  • Posibilidad de destacar a nivel internacional con una propuesta turística basada en los recursos creativos del territorio.
  • Competitividad a partir de una propuesta diferenciadora sobre los destinos potencialmente similares al nuestro.
  • Empoderamiento de la población local. Constituye una propuesta del pueblo y para el pueblo

[fbcomments]