Lugares ideales para viajar a solas

Califique este artículo

Solo. Una de las palabras más temidas de la historia humana. Apuesto a que encogió este artículo al leer esa palabra. Vivimos en un mundo donde los medios masivos eligen dispensar la noción de la soledad como un terrible destino al que debemos evitar a toda costa.

La realidad es que, aún más en el constante tumulto de un mundo que exige mucho de nosotros, el ser humano necesita ese tiempo a solas que los filósofos de la antigüedad llamaban “contemplación”.

Y así es que, para llegar “a lo superior”, debemos partir de la contemplación. Y para contemplar la belleza del mundo, tenemos que llegar físicamente a las maravillas que este planeta tiene para nosotros. Es por ello que hoy, les presentamos 5 lugares ideales para realizar un viaje “contemplativo”, a solas.

Pai – Tailandia

Tome un paseo en minibús de 5 horas en Chiang Mai. Entre en un universo alternativo. Un pueblo que parece hippie, enclavado en las montañas del norte de Tailandia. Es el lugar donde usted encontrará rastas, pantalones hippie, artistas, músicos, personas con la paz en sus corazones y una especie de gravedad que mantendrá una parte de su corazón, no importa a donde vaya.

Hay algo en esta ciudad que lo convertirá en un espíritu libre, si es que no lo era ya. Podrá encontrar un hogar en Pai en un albergue hecho de chozas que se sientan en un campo de arroz. Allí podrá conocer a la gente perfecta en el momento perfecto. Encontrar la libertad en conducir una moto o al menos en un paseo caminando. Te llevará a los escenarios más bellos que jamás verás, donde podrás descubrir el infinito en los valles y montañas, explorar cuevas, saltar y deslizarse por las cascadas.

Pai se encuentra en la grieta de la tierra, donde puedes sentarse y comer deliciosas papas, tamarindo, plátano, jugos de fruta; todo a cambio de una pequeña donación para las personas con corazones bondadosos y hermosas sonrisas que lo habitan. Para que, luego de la comida, pueda deleitar su cuerpo en las aguas termales. Y cuando sea momento de partir, un pedazo de su corazón quedará enclavado en algún lugar de las grietas, las cascadas, los valles, los paseos, los campos de arroz y en todo lo que este pueblo ha hecho.

Islas de Tailandia

EnViajes02_Islas

Es extremadamente óptimo para ir de fiesta, pero hay mucho más. Siempre hay mucho más. Ir a Koh Tao y pasar unos días de descanso en la playa flotando en las aguas color turquesa. O vivir en la costa y nadar con tiburones en Bahía del Tiburón, si encontramos el coraje. Podemos pasar un par de días en Koh Phi Phi para ir de isla en isla. No importa qué tan cliché y turístico suene. A pesar de todos los turistas, sigue siendo de una magia irreal. La gente pasa la mayor parte de su tiempo en la playa de Railay y los alojamientos allí son más caros, pero merecen la pena.

Allí deberás practicar alpinismo tan a menudo como puedas, lo más alto que puedas. Deber ir a Cueva Playera Phranang de madrugada, antes de que llegue el tumulto de turistas. Nade en el interior de las cuevas, suba a la cima del acantilado. Luego salte. Una y otra vez, hasta que el miedo desaparezca y la libertad se filtre por completo.

La Fortuna – Costa Rica

EnViajes03_CostaRica

Costa Rica es uno de los mejores lugares del mundo para viajar a solas. Tome un autobús desde San José a la ciudad de La Fortuna, donde se encuentra el Volcán Arenal. Allí deberás ir en tirolesa por la selva, cerniéndose sobre las cascadas y árboles con monos. Grite tan fuerte como pueda, venza el miedo. También puede ir de excursión a través de la selva, alrededor del volcán, en la naturaleza, donde las serpientes, jaguares y ocelotes vagan libremente. Salte, nuevamente, en las cascadas. Zambúllase en las aguas termales por las noches y regocije su interior observando las estrellas mientras flota en el agua. Beba con sus compañeros de albergue, conéctese con gente de todo el mundo, con los que quizás construya fuertes lazos de amistad. Pase por la ciudad, juegue con los niños del lugar, nada mejor para romper la barrera idiomática que con bondad, risa y gratitud.

Bocas Del Toro – Panamá

EnViajes04_Panama

Cruce de Costa Rica hacia Panamá. Tome un barco hacia Bocas Del Toro. Allí encontrará estancia en un albergue frente al mar. Dé un paseo en bicicleta por la ciudad. Puede ir a la Playa de la Rana Roja (o Dreft Beach) y clave sus pies en una de las mejores arenas que jamás ha pisado. Para luego ir a la Isla Cabo Verde y bucear sus arrecifes vibrantes. Colóquese en la arena, permita que las olas acaricien su cuerpo. Vea a los delfines desde su barco para luego bucear en los arrecifes un poco más. Por la noche, la mezcla de jugo de manzana con vodka y lima es reglamentaria, para compartirla con sus compañeros de albergue, con los que luego podrá salir y bailar toda la noche.

[fbcomments]