Hong Kong: mágica fusión de Oriente y Occidente

Actualmente con sus más de 7 millones de habitantes Hong Kong ha dado su propio toque de personalidad convirtiéndose en la ciudad más influyente de China.

Ubicada en el Sudeste Asiático y conformada por 236 islas esta ciudad nos regala una exquisita mezcla entre lo oriental y lo occidental para que nos adentremos en sus maravillosas calles y admiremos sus alturas. Cuna de la Administración empresarial, año tras año miles de turistas llegan a las puertas de esta ciudad asombrándose y descubriendo que jamás descansa, día y noche la ciudad está viva, sus luces dejan en segundo lugar a cualquier ciudad del mundo mostrando su imponente Skyline!

En la Bahía Victoria podremos echar un vistazo a los edificios más famosos de Hong Kong como lo son la Torre de Banco de China y el Central Plaza entre otros desatancándose el último por contener una Iglesia en sus últimos pisos. Este precioso conjunto de edificios hacen que esta zona tenga los skyline más famosos del mundo.

El premio por las mejores vistas se lo lleva el Pico Victoria conocido mayormente como Monte Austin desde donde se puede observar todo el territorio desde cualquier punto. Con sus 552 metros de altura deja su marca en la lista como la montaña más alta de la ciudad convirtiéndose en el atractivo favorito por los turistas recibiendo cada año más de 6 millones de visitas. Es aconsejable admirar el atardecer desde allí y subir hasta lo más alto del gran mirador de la ciudad para luego tomar una copa en el centro comercial Peak Tower o pasear por el Peak Galleria, dos centros comerciales construidos en el mismo Pico Victoria para recibir a sus visitantes.

Aunque si lo que realmente desea es tener una cena digna de ser recordada el mejor lugar es la Bahía de Aberdeen donde podrán conocer el Restaurante Flotante más grande del mundo el «Jumbo Kingdom». La Bahía se encuentra ubicada en la zona sur y se destaca por ser hogar de pescadores que dejaran la viva imagen en sus mentes de sus casas flotantes que le dan un toque mágico en contraste con sus skyline. Si lo que buscan es pasar el día y salir de la ciudad nada como un paseo en bote o caminar por sus playas acompañado del mar.

La península de Kowloon al norte de de la ciudad se convierte en la zona más habitada, pero también la zona más hermosa, los hoteles más lujosos y bellos se encuentran aquí con vistas impresionantes de la bahía dentro de Tsim Sha Tsui al sur de la península. ¿Alguna vez imagino poder observar la famosa «Symphony of Lights» como jamás se ha visto? Pues el lugar indicado es Tsim Sha Tsui, le brindara la mejor vista para que pueda disfrutar de este único show donde los sonidos y las luces cobran vida cada día formando parte de su cultura.

No debemos olvidar de mencionar la gran estatua del Buda, la más grande del mundo hecha en bronce con casi 34 metros de altura ubicada en Ngong Ping en la Isla de Lantau, por encima de 268 escalones y sobre una inmensa flor de Loto se encuentra esta hermosa estatua digna de ser admirada y respetada. Pero no solo la estatua se hace presente sino también el maravilloso Monasterio Po Li de la religión Budista y el más importante de Hong Kong.

Si lo que buscan es pasear no deben dejar de visitar los Mercados, entre los que se destacan el Mercado Nocturno de Temple uno de los más famosos y visitados ubicado en Kowloon o el Ladies Market  en el distrito de Mong Kok, se destaca por sus callejones y pequeños recovecos.

Día a día nos damos cuenta de cómo esta impresionante ciudad crece minuto a minuto mostrándonos todo su esplendor y brillo, marcando contrastes entre lo antiguo y lo moderno y brindándonos la oportunidad de poder presenciar semejante majestuosidad. Sin duda alguna Hong Kong tiene más de lo que imaginamos y eso es lo que hace de esta ciudad algo único.

 

[fbcomments]