Dahab-Caribe en Medio Oriente

Califique este artículo

En la península de Sinaí, perteneciente al territorio de Egipto se encuentra, a orillas del Mar Rojo, una pequeña ciudad llamada Dahab, que se diferencia de la famosa Sharm el Sheik como una opción más sencilla y natural.

Dahab es un pequeño paraíso que conjuga lo mejor de la cultura egipcia y la majestuosidad de los corales y aguas cristalinas que ofrece el Mar Rojo.

Con las colinas de Arabia Saudita en el horizonte y al pie del Monte Sinaí, esta ciudad brinda la posibilidad de tomar un descanso luego de recorrer pirámides y templos a lo largo del Nilo o bien como destino exclusivo de turistas y buceadores que llegan de todas partes del mundo.

Cocina exótica y  buceo profesional son solo dos de las caracteristicas, que  junto a la oferta de alojamiento  accesible, convierten a esta ciudad en un lugar imperdible en la recorrida por Egipto.

Desde El Cairo, ciudad capital, es posible llegar en colectivo, viaje que dura nueve horas, en auto, o bien en avión arribando a Sharm el Sheik y luego por vía terrestre una hora hasta Dahab.

Es recomendable reservar alojamiento con anterioridad e informarse acerca de la oferta de actividades y excursiones. Se pueden  realizar paseos a pie o en bicicleta, sobre todo por la mañana temprano, para evitar temperaturas elevadas usando protección solar y bebiendo mucho líquido. El clima como en toda el área aledaña al desierto es muy seco. Lo ideal es elegir el comienzo de la primavera, por lo meses de marzo y abril.

El lugar cuenta con escuelas de buceo que ofrecen cursos. Si uno no es un profesional del buceo o no pretende aprender, alquilar un equipo de snorkel es buena idea. Con esto basta para apreciar las increíbles paredes de corales y fauna autóctona del Mar Rojo.

Para después de las actividades al aire libre, podemos optar entre una diversidad de bares, donde uno accede a recostarse en inmesos sillones a degustar platos y bebidas tradicionales, mientras se disfruta de la caída del sol, al ritmo de  los cantos sagrados que emanan de las mezquitas y los aromas a tabaco y especias que se mezclan en el aire, conformando un cuadro singular.

Otra de las excursiones que vale la pena realizar es la escalada al Monte Sinaí, lugar histórico desde la Biblia, territorio que vivió guerras y conoció varias culturas.  La actividad comienza por la noche y culmina en la cima, al amanecer, con el paisaje de Egipto de un lado y el de Israel del otro. Por la noche, la comunidad de beduinos se encarga de guiar a los caminantes por la montaña. El paseo se puede realizar a pie o a camello. Por la mañana se visita el templo de Santa Catarina, donde se conserva la zarza ardiente desde tiempos de Abraham y fragmentos de los primeros evangelios.

Otros consejos para tener en cuenta si uno va a visitar Dahab, que son válidos para toda la zona, son no olvidar la importancia de la propina y la negociación a la hora de adquirir productos o servicios. Es importante tener cuidado con los alimentos que se ingieren así como beber agua mineral.

Los gatos son muy apreciados en este lugar y están por todas partes. Son muy amigables y están acostumbrados a convivir con los turistas.

Por último aconsejo adentrarse y dejarse llevar por esta cultura tan milenaria como cautivante y difrutar de los placeres más básicos como exóticos que se encuentran en este oasis del desierto.

 

 

[fbcomments]