Consejos para ahorrar dinero de vacaciones en México

Califique este artículo

Turismo económico en México…

Lejos quedaron ya los días en que las vacaciones eran asequibles a todo el mundo, el incremento en los precios, nos obliga, a la mayoría, a reducir el número de días de viaje y condiciona, en gran medida, los destinos que elegimos.

Viajar puede ser una experiencia genial y muy relajante, pero también puede ser un poco estresante cuando intentas reservar y planificar tus vacaciones con un presupuesto ajustado, debido a la situación económica.

Sin embargo, todavía existen destinos, como México, en los que es posible disfrutar de un viaje maravilloso sin que nuestra cartera se resienta demasiado.

Para conseguirlo es importante tener claro algunos consejos que nos ayudarán a ahorrar dinero aun estando de vacaciones.

– Evita viajar en temporada alta.

México recibe la mayoría de sus turistas en Navidades y Semana Santa y los tour operadores incrementan los precios en esas fechas ya que saben que van a cubrir todas las plazas hoteleras.

Por este motivo, simplemente eligiendo viajar fuera de esta fechas, incluso justo antes o después, puedes ahorrar mucho dinero.

– Reserva vuelo y hotel de forma conjunta y con mucha antelación.

Los paquetes que combinan vuelo y hotel son normalmente considerablemente más baratos que el reservar las dos cosas por separado. Además, si haces tus reservas con suficiente antelación el precio también baja y tienes más variedad de hoteles donde elegir. Internet es una herramienta perfecta que te permite investigar y comparar precios para conseguir la mejor oferta posible.

– Viaja a destinos no tan populares

Es obvio que viajar a destinos muy populares va a resultar más caro que elegir visitar otros lugares que, si bien tienen mucho por ver y hacer, no son tan populares.
Por ejemplo, puedes encontrar hoteles en Veracruz baratos, ya que no es un sitio típico para el turismo, pero que tiene mucho encanto y donde puedes disfrutar unas vacaciones muy interesantes a muy buen precio

– Comer como los autóctonos y fuera de la ruta turística establecida.

Si no estás en un viaje organizado o en un hotel de todo incluido (donde las comidas están incluidas), encontrar restaurantes de barrio donde comen los autóctonos o comprar productos en las tiendas locales te ayudará a ahorrar dinero.

– Utiliza el mini bar de la habitación para guardar aperitivos, bebidas y pequeñas comidas.

Puedes ahorrar mucho dinero, simplemente guardando, fruta, leche para los cereales, embutido para sandwiches o cerveza y refrescos. En vacaciones una gran parte de tu presupuesto se dedica a este tipo de snacks.

– Evita contratar excursiones, investiga y planifica las rutas por tu cuenta.

En la mayoría de los destinos existen muchas opciones gratuitas, pero es necesario invertir tiempo, con anterioridad, investigando que se puede visitar. En ocasiones, alquilar tu propio coche e ir por libre es mucho más barato y estimulante ya que eliges tus paradas y visitas con plena libertad.

– Controla las compras de regalos y souvenires.

Es importante decidir que compras son realmente necesarias porque hay muchas cosas que van a llamar tu atención, incluyendo regalos y souvenires y es posible que quieras comprar algo para todos. Hay que plantearse si realmente vas a llevar ese sombrero Mexicano de vuelta a casa. De vacaciones todo parece maravilloso, pero cuando regresas a la rutina diaria te puedes encontrar con trastos que no utilizas.

– Ten muy claro el cambio de moneda.

Un buen consejo para ahorrar, es observar el cambio de moneda para beneficiarse, en la medida de lo posible, de un cambio favorable. Si no te gusta llevar contigo grandes cantidades de dinero en efectivo, puedes utilizar los cajeros bancarios en destino, aunque tendrás que pagar gastos adicionales.

Es mejor idea no llevar mucho dinero en efectivo y utilizar las tarjetas de crédito, que hoy en día son aceptadas en todas partes, y de esta forma pagar menos gastos que utilizando cajeros automáticos.

[fbcomments]