El pequeño gran país que lo tiene todo: Irlanda del Norte

Califique este artículo

 

Irlanda del Norte puede ser el destino perfecto para cualquiera: uno de los más populares sitios turísticos hoy en día por su costo accesible, por su infinidad de propuestas y sobre todo, la cordialidad de su gente.

¿Sabías que al ser éste un país pequeño, puede recorrerse por completo, si se desea, en un solo viaje? Y cada uno de sus 6 condados te sorprenderá a su manera con su propio encanto, y por sobre todo con las ciudades que no puedes dejar de visitar, como Londonderry: plena de historia, la más cultural, y Belfast, la capital, bautizada como la ciudad de la música.

Belfast es perfecta para quienes aman la música, sea para escuchar disfrutando de una fresca pinta o un whisky en los tradicionales pubs acompañados del talento musical irlandés en vivo, o para bailar hasta la madrugada en discotecas que convocan a famosos dj de música electrónica, dance y muchos estilos más.

De día, lo mejor es entregarse a los recorridos históricos del viaje: construcciones de ensueño con impronta celta, paisajes maravillosos de cañadas, montañas y mar. También hay visitas guiadas a destilerías de whisky y a cervecerías, con su merecida degustación.

Los que aman las compras, los shoppings y tiendas de ropa, encontraran en este rinconcito de Gran Bretaña, tiendas de los mejores diseñadores del mundo y también de algunos emprendedores locales, con sus propios productos originales y exclusivos.

La mejor comida británica se prueba en Irlanda del Norte: desde sus famosos desayunos con tocino, huevos revueltos y salchichas, hasta sus platos principales elaborados con su excelente carne local, o con sus finas ostras.

Las propuestas para alojarse y descansar en Irlanda del Norte son muy tentadoras, unas más que otras: puedes elegir desde una cabaña tradicional a orillas de la costa, con sus desayunos de campo incluidos, bungalós en las afueras de las ciudades con desayuno bufet, o habitaciones súper accesibles en plena zona de compras, donde luego del desayuno estás listo para salir a gastar.

La pequeña Irlanda del Norte se hace gigante a medida que se la recorre y promete actividades de todo tipo y para todos los gustos. Es un destino imposible de despreciar. Viaja al norte de Gran Bretaña y lo verás.

 

Foto / photo credit: infomatique via photopin cc

[fbcomments]