Antigua ciudad de Caral, en Perú

Caral, también llamada “ciudad sagrada,” es la ciudad más antigua del Perú. Tiene aproximadamente 5.000 años de antigüedad y fue el centro  de la primera civilización andina, que contó con una organización social propia.

Sus habitantes construyeron  edificios colosales con forma de pirámide. Estas edificaciones, de grandes proporciones, eran utilizadas por los curacas (gobernantes) como  sede para sus actividades religiosas, políticas o económicas. Sin dudas eran el centro y símbolo de poder.

Caral es considerada por la UNESCO como patrimonio cultural de la humanidad. Se encuentra ubicada en el Valle de Supe, a unos 200 km de la actual ciudad de Lima. Esta civilización se formó en un área geográfica de grandes contrastes y su economía se basaba en la pesca y la agricultura.

Aparentemente se interrelacionaba con otras poblaciones, de la costa, la sierra y la selva andina. Según los estudios arqueológicos realizados en la zona, Caral se originó  casi en simultáneo con las civilizaciones de la Mesopotamia, Egipto, India y China.

También se sabe que tuvo una organización teocrática y que estuvo rodeada por otras sociedades de tipo “aldeanas”. Además de los edificios piramidales, la ciudad presenta plazas, templos, anfiteatros, monolitos, etc. Los cálculos que se han realizado  hasta la fecha, permiten deducir que habitaron allí  unos 1.000 a 3.000 habitantes.

Caral fue la capital económica de una región muy amplia, debido a su trabajo de agricultura. Se pudo comprobar que intercambiaban sus productos con los pescadores de la costa u otras poblaciones, ya que se encontraron restos de productos marinos. Asimismo las excavaciones permitieron encontrar fogones construidos para ofrendas y señales de rituales en diferentes sitios, lo que permite concluir que la religión tenía un lugar central en la vida de esta civilización.

Otro hallazgo importante es el de quipus, que se utilizaban como medios de conservación de información estadística o mensajes para comunicarse. No se han hallado restos de armas o evidencias de haber organizado ejércitos ni liderado guerras, por lo cual se concluye que se trataba de una sociedad pacífica.

[fbcomments]