Máncora es un paraíso natural al norte de Perú

Máncora es una localidad ubicada al norte de Perú que contiene una de las playas más atractivas del pacífico americano. Además de ser una playa balnearia con características especiales para la práctica de surf, el turismo se ve atraído por su fuerte impronta natural. Al mismo tiempo, la actividad pesquera es una importante fuente de dinero para quienes habitan la bella playa del Perú.

El promedio anual del clima en Máncora es de 26 º, motivo por el cual a lo largo de todo el año, turistas peruanos y extranjeros se pasean por la costa del mar pacífico. La actividad de los surfistas, le da vida al lugar y es por eso que, deportistas de todo el mundo se acercan a la costa peruana para practicar la actividad. El surfista necesita olas perfectas y de gran envergadura para desarrollar el deporte, al tiempo que el clima debe ofrecerle una cuota considerable de viento. Todas estas condiciones se reconocen en Máncora y es por eso que la zona es una de las más aconsejables para la práctica de la mencionada actividad acuático/recreativa.Al mismo tiempo, el kitesurf también se practica masivamente al norte de Perú, dada las condiciones óptimas que presenta la zona geográfica.

Poseedora de un clima amable, de corte seco-tropical, Máncora es también una zona ideal para la práctica de buceo. De igual forma, posee una propuesta saludable en términos gastronómicos, que brinda la posibilidad al turista de alimentarse de forma óptima para poder así practicar deportes acuáticos.

El ceviche es el plato emblema de la zona. Se compone de pescado fresco, y va acompañado con yuca, camote y cancha. La parihuela, es otro plato típico a base de pescado, servido en abundante caldo. El arroz, los langostinos, y demás peces marinos, son las variedades alimenticias más difundidas y consumidas en la zona, y se presentan como alternativas  al ceviche y la parihuela.
Si bien la propuesta a base de pescados y mariscos es muy completa, la carne de cabrito también es muy popular en las playas del norte peruano y en Máncora, se consume de formas muy variadas.

Perú es entonces una zona turística a tener en cuenta. Las playas del norte –con Máncora como inmejorable propuesta- son sitios de ensueño en donde se conjugan la naturaleza y las costumbres lugareñas, dando paso así a un sitio de enorme atractivo y sumamente recomendable. Por si esto fuera poco, la actividad privada aporta lo suyo con un centenar de restaurantes y hoteles dispuestos a recibir al turismo nacional e internacional.

 

[fbcomments]