Palenque, ciudad sagrada

Palenque es una ciudad maya, que se ubica en el estado de Chiapas, México y constituye uno de los sitios arqueológicos más  importantes de esta cultura que aún se conservan en muy buen estado.

Será por esa razón que es elegido por millones de visitantes cada año, que llegan hasta este lugar enclavado en el medio de la selva Lacandona. Además de la importante zona arqueológica, se pueden visitar allí las cascadas de Misol-Ha, las cascadas de Agua Azul y las de Agua Clara.

Palenque está rodeada por los ríos Chacamax y Usumacinta y tiene un relieve irregular ya que se encuentra entre las montañas del norte del estado de Chiapas. A poca distancia, por un camino de carretera podemos llegar hasta la ciudad de San Cristóbal de las Casas, famosa por su importante arquitectura  colonial y religiosa.

La zona arqueológica de Palenque es una de las más importantes, junto con las de Tikal o Copán, en Guatemala.  Se calcula que las exploraciones realizadas en la zona, pudieron rescatar hasta la fecha sólo el 10 % de la superficie total que alcanzó la ciudad maya. Es decir que muchas estructuras aún permanecen cubiertas por la selva.  En la década del ’80 se creó el parque nacional que, luego fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Se calcula que la ciudad estaba abandonada ya, cuando llegaron los conquistadores españoles a México. Las investigaciones aseguran que sus habitantes, presionados por otros pueblos que constantemente invadían su territorio, paulatinamente abandonaron el lugar que fue devorado por la selva hacia fines del siglo XVI.

Las estructuras principales que se pueden visitar en Palenque son: el Templo de las Inscripciones, el Palacio, que es un complejo de edificios conectados entre sí;  el Acueducto, el conjunto de las Cruces, el Templo del León, el Templo del Conde y el famosísimo Juego de Pelota.

También es interesante visitar el Museo Alberto Ruz Lhuillier, que cuenta con colecciones arqueológicas, ilustraciones y objetos de los viajeros, exploradores y pioneros que llegaron hasta las ruinas arqueológicas.

El clima en la zona es cálido húmedo, con una temperatura promedio anual de 26°, por lo cual es un sitio propicio para visitar en cualquier época del año. La infraestructura hotelera y gastronómica es muy buena, como así también el transporte.

Un elemento muy importante  a tener en cuenta, es la hospitalidad reconocida del pueblo mexicano, que recibe al turista con los brazos abiertos. Todas estas cualidades hacen de Palenque un sitio de visita obligatoria para los viajeros.

[fbcomments]