La cultura tras el terremoto

La ciudad italiana de L´Aquila (Abruzos), que fue sacudida por un violento terremoto durante el año 2009, continúa con sus proyectos de recuperación. Surge bajo este paradigma y con carácter temporal el Auditorium del parco dell’Aquila, símbolo del restablecimiento cultural y musical de la ciudad. El proyecto realizado por el Pritzker de arquitectura Renzo Piano ha sido impulsado por el director de orquestra Claudio Abbado.

Claudio Abbado ha querido reactivar los espacios dedicados a la música por ser esta una actividad que de una forma u otra siempre ha identificado la ciudad. “Opino que reconstruir espacios para la cultura y para la música es fundamental para recuperar el espíritu profundo de la ciudad” afirmó el director de orquesta solamente dos meses después del seísmo.

La estructura que se planificó bajo “el impulso trágico de la emergencia”, ha conseguido rehabilitar un lugar que tenía como objetivo aunar a una población que amenazaba con descomponerse. Surgió la idea de crear un centro de re-agregación social donde poder desarrollar una vida comunal, un espacio de encuentro colectivo donde poder, entre otras cosas, debatir. En este sentido la obra pretende también promover otro tipo de actividades como conferencias, presentaciones o proyecciones de videos.

La utilización de la madera como material principal de la obra

La utilización de la madera como material principal de la obra

La utilización de la madera como material principal de la obra surge como respuesta eco-sostenible que posibilitara la rápida construcción del edificio. Además la madera cuenta con un excelente comportamiento frente a los fenómenos sísmicos, óptimas propiedades para el acondicionamiento acústico y resulta coherente con el carácter efímero de la obra. El edificio, de hecho, será suprimido tras la restauración del castillo que albergó el auditorio hasta el año en el que se produjo el terremoto.

El auditorio, que ha sido construido con capacidad para albergar alrededor de 250 espectadores y 40 músicos, está conformado por tres volúmenes de tamaños diferentes que rompen la ortogonalidad de la planta. El cubo central, de mayores dimensiones que los laterales, se encuentra ligeramente inclinado sobre su eje vertical.

El sistema de paneles de madera denominado x-lam empleado en el edificio se justifica, además de por motivaciones acústicas, por sus cualidades estéticas. Los listones tintados y termotratados  que definen la identidad de la obra se anclan a una subestructura de madera y crean una cámara de aire que permite beneficiarse de las propiedades de las fachadas ventiladas.

[fbcomments]