Milán, la capital mundial de la moda

Milán (Milano para los italianos) es la capital de la provincia de Milán y de la región de Lombardía. Actualmente, es uno de los centros comerciales e industriales más importantes del mundo, a la vez que históricamente albergó a grandes artistas de la humanidad como es el caso del escritor Darío Fo o del cantautor italiano Giuseppe Povia. A la vez, durante el Renacimiento, la ciudad fue gobernada por la familia Visconti y Sforza, quienes contrataban los servicios de artistas como Leonardo Da Vinci y Bramante.

Se la conoce como la capital de la moda, ya que reúne a los grandes locales de las más prestigiosas marcas internacionales de prendas de vestir.

La Piazza del Duomo es la plaza principal de la ciudad y se encuentra rodeada de varios edificios importantes como lo es la Galería Vittorio Emanuelle II, glamorosa por donde se la mire. Para los apasionados de la moda, este lugar representa un sueño hecho realidad, el cumplimiento de todos sus deseos, reuniendo marcas como Louis Vuitton, Prada, Gucci, entre otros. Además, por esta zona de la ciudad se encuentran los bares y cafés europeos más lujosos, por lo que se puede descansar de las grandes caminatas que generalmente llevan a cabo los turistas para conocer mejor el lugar, tomando un trago refrescante mirando el Duomo de Milano.

Si hablamos de Milán, no podemos olvidarnos del Teatro de la Scala, también conocido como “La Scala”, que es uno de los famosos del mundo. Tampoco se puede dejar de mencionar al Castillo Sforzesco, cuya construcción como fortaleza comenzó en el año 1360, por decisión de los hermanos Galeazzo y Bernabó Visconti, y actualmente alberga un hermoso museo de arte. Por otro lado, su feria, la Feria de Milán, es sumamente conocida a nivel internacional, debido a que es la mayor exposición de Italia y una de las más importantes de Unión Europa. En ésta se exponen, en una gran cantidad de puestos, todo tipo de objetos, que los turistas y los milaneses pueden comprar a precios sumamente económicos.

Milán, como la mayoría de las ciudades europeas combinan la belleza de sus construcciones antiguas e históricas con los lujosos y modernos edificios, el arte moderno con el barroco logran una combinación exquisita.

Sus comidas, como todas las comidas italianas son muy sabrosas; generalmente en la entrada ofrecen un plato de pastas o arroz con salsa fileto o tuco y en el primer plato alguna carne especiada. Es muy recomendable probar una comida típica de los italianos como es el queso de cabra, el cual se puede combinar perfectamente en todo tipo de ensaladas, como es el caso de la “Insalata de Prosciutto”.

Esta bella y lujosa ciudad italiana, cuenta con una amplia variedad de hoteles y hostels, estos últimos generalmente albergadores de jóvenes de todas partes del mundo que viajan a recorrer el viejo continente; todos ellos confluyen en estos alojamientos, en los cuales se conocen entre sí, viviendo una experiencia realmente enriquecedora. Para aquellos que buscan el lujo y la comodidad; los hoteles de cinco estrellas de la cadena Meliá como lo es el Meliá Milano, o el hotel Príncipe di Savoia son una excelente opción de calidad.

Milán es un sitio recomendable en todas las estaciones del año, pero particularmente en el otoño y primavera, ya que los veranos europeos con muy calurosos y en los inviernos el frío puede que imposibilite una estadía plenamente placentera.

[fbcomments]