Giannutri, una pequeña porción de paraíso

 

Giannutri es una pequeña isla en forma de media luna, bañada por las aguas del mar Tirreno, al sur dentro del archipiélago toscano, que con su modesta superficie de casi 3 kilómetros cuadrados, atrae y seduce a miles de turistas que llegan a sus puertos. ¿Veamos si te dejas conquistar?

Esta reserva natural italiana, atrapa al visitante con sus paisajes de novelas al mejor estilo Julio Verne: palmeras y orquídeas salvajes, perfectamente combinadas con las transparentes y mansas aguas de sus costas rocosas, en las cuales es muy posible avistar tortugas de agua, defines y hasta ballenas, y la más maravillosa diversidad íctica del fondo sumados los caballitos de mar, corales y erizos. Todo esto en un escenario de restos arquitectónicos romanos del siglo primero antes de Cristo.

Además de las clásicas actividades que se pueden practicar en sus playas como el buceo, el esquí y las excursiones, Giannutri encanta con las narraciones de sus míticas leyendas de espíritus que recorren la isla, merodeando los restos de sus embarcaciones, encalladas en la costa, o las cuevas a lo largo de las riveras, pudiendo visitarlas quien se anime a soportar los ruidos de los tenebrosos fantasmas. La más recomendada por su belleza es la Banquete dei Grottoni, en la zona sur.

Un recorrido impostergable por esta pequeña joyita mediterránea, es el paseo por sus cumbres: Poggio del Cannone, Capel Rosso y Sube Mario, así como la visita a sus bahías: Cala Volo di Notte y Cala dello Spalmatorio, al noreste y Cala Maestra , al noroeste.

Como esta isla es una reserva natural, contenida en el Parque Nacional del Archipiélago Toscano, se prohíben los campings y hoteles, por lo que si se desea pasar las noches en ella, hay que alquilar pequeñas casas en residencias particulares. De lo contrario, se puede ir y venir de Giannutri en barcos, y descansar en los maravillosos y económicos hoteles de la isla del Giglio por las noches.

El motivo del viaje puede ser cualquiera: una luna de miel, desconectarse de la rutina, conocer la reserva natural toscana, el objetivo es viajar a Giannutri y dejarse envolver por su atmósfera paradisíaca, y perderse en sus tierras de ensueño. ¿Te animas?

 

Foto / photo credit: nettaphoto via photopin cc

[fbcomments]