Turismo cultural en Valparaíso: de cárcel a centro cultural

Valparaíso es una ciudad y comuna chilena ubicada en el litoral central del territorio continental de Chile.

Actualmente Valparaíso es sede del poder legislativo de Chile, estando en esta ciudad el Congreso Nacional del país, además de otras instituciones de importancia nacional como el Servicio Nacional de Aduanas, el Servicio nacional de Pesca y Acuicultura y el Ministerio de la Cultura.

Valparaíso se caracteriza por ser una ciudad que resbala desde los cerros hacia el mar.

Son numerosos los cerros de la ciudad, y muchos de ellos presentan particularidades que no se repiten en otros. La ciudad de Valparaíso es considerada como la capital cultural de Chile.

Uno de los espacios más importantes de la capital cultural es la ex cárcel, un espacio construido en 1846 para encerrar a quienes infringían la ley.

Éstos reos eran encerrados en los calabozos del Castillo de San José, fortificación para la defensa de la ciudad que se ubicaba sobre el Cerro Cordillera.

Pero a contar de ese año, el almacén de pólvora de la Quebrada Elías comenzó a ser utilizado como presidio.

Fue la génesis de la ex cárcel porteña, cuya construcción propiamente tal se inició en 1880, en un terreno cedido por la Municipalidad. Funcionó como penal hasta fines de la década de 1990, cuando los reos fueron trasladados a nuevas dependencias en el sector alto de la ciudad.

Es entonces cuando distintas organizaciones convencen al Gobierno Regional de transformar el recinto en un centro cultural y memorial de las duras condiciones de vida experimentadas por quienes purgaron penas en sus dependencias.

carcel antes de ser remodelada

La Dirección de Arquitectura del MOP junto al CNCA (Consejo Nacional de la Cultura y las Artes) y el Colegio de Arquitectos convocó a un concurso arquitectónico en dicho terreno para dar vida a lo que sería un “Parque Cultural de Valparaíso”, proyecto que también estaría patrocinado por Bicentenario Chile 2010.

Dentro de los objetivos que pretendía lograr esta convocatoria de anteproyectos, estaba el de entregar un espacio de encuentro para la ciudadanía que mejore la calidad de vida y sobretodo que potencie la actividad cultural y social, así como también convertirse en un atractivo turístico, tratándose de una ciudad que se caracteriza por poseer una interesante y variada oferta artística.

El encargo de un parque cultural para los cerros de Valparaíso, entendido como un nuevo espacio de encuentro e integración, planteaba una contradicción fundamental frente a la vocación primera de la ex-cárcel: la reclusión hermética e inviolable de su espacio.

El problema arquitectónico principal reside en esta singularidad, y se puede traducir en una pregunta básica: cómo hacer del encierro un espacio integrador. A pesar de la dificultad del concurso se presentaron más de cincuenta proyectos.

A pesar de ser todos muy distintos, todos apuntaban al mismo resultado: convertir la ex cárcel en un parque cultural, con programas tales como auditorios, centro de documentación, locales comerciales, y espacios públicos; dejando como testimonio del pasado la antigua Casa de la Pólvora.

Hoy, el proyecto ya es una realidad y está abierto al público, el centro ofrece un variado repertorio artístico tal como teatro, exposiciones, charlas, entre otros.

 

[fbcomments]