Oporto, ciudad de ensueños….

Oporto, ciudad de ensueños, recibe cada año casi dos millones de turistas que se encuentran en busca de algo nuevo y excitante, escapándose de las fronteras españolas durante los fin de semanas.

Junto al Rio Duero se encuentra un lugar mágico donde se concibe la vida tan maravillosa como uno anhela.

Sus barrios nos iluminan el rostro ante tal hermosura jamás vista, son pintorescos y con un toque de nostalgia que se adentra en nuestros corazones en cada visita. Portugal, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, nos invita a adentrarnos en sus callejuelas al norte de Portugal para conocer noches mágicas, recorrer sus calles angostas durante el día pudiendo palpar la historia que se esconde en cada esquina.

«Praça da Liberdade«, La Plaza de la Libertad, es la más importante y destacada en la ciudad de Oporto, lugar de convergencia para los portugueses que viven aquí.

Ubicada a unas cuadras de la Estación de San Bento, la Plaza es famosa y reconocida por la Estatua del Rey Pedro IV que tiene casi diez metros de altura. Tuvo lugar en el año 1862 y está completamente construida en bronce.

Durante su estadía puede llegar a ella siguiendo la Av. de los Aliados donde aquellos que aman la arquitectura podrán vislumbrar sus ojos con los edificios más bellos del siglo XX. Grandes cantidades de restaurantes pueden encontrarse en esta zona de la ciudad donde grandes cantidades de turistas al terminar su recorrido por la Plaza se sientan a reposar con una taza de cafe.

Uno de los Barrios más importantes que alberga en su interior un cumulo de historias  es «Ribeira«, A simple vista es la típica imagen de las postales turísticas, bellos colores mezclados entre sí, diferenciando cada edificio, mostrándonos la cara de la luz del sol en sus atardeceres cuando la ciudad cae en penumbras y «Rebeira» sonríe con sus colores.

Durante las noches el barrio se transforma en otro mundo, lleno de pasión y encanto rebalsando de restaurantes que se encuentran ubicados sobre las terraza regalando una imagen inigualable de Oporto bajo la luna y las luces de las bodegas de «Villa Nova da Gaia«.

Muchos llegan al borde de la confusión cuando se nombra «Villa Nova da Gaia», cruzando el Rio Duero nos topamos con ella aun creyendo que forma parte de la ciudad de Oporto.

En esta zona alejada de la ciudad los paseos y recorridos turísticos mediante botes son los elegidos. Conocer las orillas del por las que circula el Rio y echar un vistazo a las increíbles bodegas que se encuentran en «Villa Nova da Gaia» son algunos de los atractivos más codiciados por sus visitantes. Aquí podrá encontrar los llamados, «Rabelos«, pequeños barcos construidos en astilleros completamente formados de madera, hoy en día se utilizan para transportar turistas desde Oporto a «Villa Nova da Gaia» aunque en tiempo antiguos fueron ideados para transportar vino hacia las bodegas.

Una de las zonas más exquisitas y caras de la ciudad de Oporto es «Foz do Douro» donde las aguas del Rio Duero se mezclan con el Océano Atlántico.

Muchos llegan aquí con el propósito de conocer la famosa Fuente de San Juan Bautista que data del siglo XVI construida en uno de los fuertes, otros con la intención de poder recorrer a pie todo el lugar observando la vida marítima hasta encontrarse con el Fuerte e San Francisco de Javier.

Si lo que desea y busca es pasear y hacer un poco de shopping, el lugar ideal es la Calle Santa Catarina, una bella y extensa Peatonal que contiene los locales más importantes.

Desde la Plaza de Batalha hasta la Iglesia de San Antonio de los Congregados usted podrá despejar su mente y entregarse a las compras. Al finalizar a Peatonal una de sus opciones mas atractivas es dirigirse hasta la Plaza del Marqués de Pombal y terminar su tarde admirando las bellezas que ofrece esta mágica Plaza sentándose en El Café Majestic que aun se encuentra en pie desde el año 1921.

Dos visitas obligadas se encuentran en esta ciudad, conocer la Catedral de la Se de Oporto que data del siglo XII mostrándonos un estilo barroco y algunos toque góticos en su fachada y por último, la librería más importante y más bella de Europa la cual se encuentra en la ciudad de Oporto donde incluso muchas de las escenas de las películas de Harry Potter fueron filmadas. Ubicada a unos metros de la Torre de los Clérigos, desde 1906 abre sus puertas y es llamada Lello e Irmao.

La ciudad de Oporto es sin duda alguna uno de los lugares del mundo por seguir descubriendo, caminar sus calles, visitar sus restaurantes, respirar la vida que se cosecha en estos barrios tan peculiares son muchas de las cosas que quedaran inconclusas en su lista hasta volver a viajar.

 

[fbcomments]