Internet, las redes sociales y el turismo vacacional en Argentina

Califique este artículo

Los últimos años del siglo anterior y los primeros de este nuevo siglo han significado una revolución centrada en la tecnología a la que muchos ya se han animado a definir como una nueva era similar a la producida por la aparición de la imprenta o la revolución industrial. Estos importantes cambios producidos a escala global plantean, al igual que para muchos otros sectores, un nuevo significado para la industria de los viajes y el turismo.

Turismo y redes sociales en Argentina

Tras el nacimiento y popularización de la Internet, muchos presagiaron un cambio inmediato en el modo de comunicación de los usuarios. Sin embargo, durante los primeros años de evolución, el uso de este medio se limitaba a la consulta de noticias, revisión del correo electrónico y excepcionalmente la compra puntual de productos y servicios. Los contenidos más visibles eran difundidos por grandes corporaciones y pocas plataformas ofrecían contenidos considerados de calidad.

Sin embargo, en estos últimos años, la tecnología se ha convertido en el principal vector de cambio en el ámbito del turismo y ha contribuido principalmente a aumentar la competitividad del sector, mejorar el posicionamiento de la oferta por parte de los proveedores así como las posibilidades de búsqueda, comparación y adquisición de productos y servicios por parte del consumidor final.

El IAB (Interactive Advertising Bureau de Argentina), entidad que agrupa a las principales empresas de Internet y de publicidad interactiva, encargó en el año 2011 un estudio a comScore, empresa especializada en análisis y medición del mundo digital, sobre el Uso de Internet en Argentina.

En este estudio revela que el uso mensual promedio por visitante de Internet del argentino es el mayor de América Latina, alcanzando las 27,4 horas, superando en 4 horas el promedio mundial.

En términos de involucramiento de usuario, la redes sociales y principalmente Facebook, se ubicaron en los primeros lugares. Al compararse con otros mercados mundiales, el promedio de los usuarios de Argentina es el segundo más alto en cuanto a tiempo consumido en Facebook, detrás de Israel. Además, el estudio destaca que 9 de cada 10 usuarios web argentinos visitaron un sitio de redes sociales en el mes de Marzo 2011 y que redes sociales es la principal categoría en Argentina, alcanzando 91% de la población web. En el último año, los sitios de redes sociales, registraron en Argentina un crecimiento del 12%, superando el crecimiento regional y mundial de la categoría y convirtiéndose en el quinto mercado en importancia por alcance para Facebook y septimo para Twitter. El uso de Redes Sociales es el factor principal en el tiempo consumido: el 30%, seguido por Mensajería Instantánea con el 18%, y el e-mail con un 7%.

Todos estos datos, sumados a que el 97% de los usuarios argentinos manifestaron que Internet es importante como fuente de información para la toma de decisión de una compra, convierten a las redes sociales -donde la relación entre empresa y cliente se está modificando y donde la información está, cada vez más, generada y controlada por el viajero y esto le sirve como herramienta para conocer las experiencias de otros-, como la mayor fuente potencial de acceso a información de viajes y turismo, aún muy poco aprovechada en nuestro país por las agencias de turismo.

Cualquier persona interesada por ejemplo en un alojamiento vacacional o viaje de turismo usa Internet para buscar información (en foros, blogs de turismo, redes sociales, comunidades virtuales y sitios de anuncios en Argentina), seleccionarla, adquirir un servicio y, una vez “consumido”, compartir sus experiencias a través de estos mismos sitios relacionados al turismo. Se trata de un proceso de retroalimentación continua donde los turistas se convierten en consumidores, prescriptores e incluso detractores del mismo servicios.

En cualquier caso, los objetivos de la publicidad o difusión turística en Internet trata de dar a conocer o informar sobre un producto o servicio, construir imagen de marca o posicionamiento frente a la competencia, tangibilizar el producto turístico, transmitir calidad, desestacionalizar la demanda, desmontar estereotipos y la resolución/paliación de problemas eventuales (Carmen María Alonso – 2008).

Es por ello que la industria del turismo se enfrenta a un reto, llegar al consumidor aprovechando los recursos que ofrece internet. Frente a otros medios, el medio digital y principalmente las redes sociales, permiten mantener conversaciones de “humano a humano” y las empresas relacionadas al turismo, han de buscar espacios de interacción con sus consumidores para mostrarle su producto y tratar de generar una vinculación más duradera con él.

[fbcomments]