Restaurante efímero

La isla Seguin, situada en el Sena a las afueras de París, acogió durante más de 60 años una fábrica de automóviles que definió fuertemente su existencia. A la espera de que Jean Nouvel inicie la construcción de un complejo de ocio llamado a sustituir a la factoría, el estudio de arquitectura 1024 Architecture ha diseñado Les grandes tables de l’île, un restaurante creado con elementos prefabricados que será desmontado en dos años.

1024 Architecture nace en Francia en el año 2008 de la mano de los arquitectos Pierre Schneider y François Wunshel, miembros del colectivo EXYZT.

Sus trabajos conciben una realidad desmaterializada en el que lo virtual (performances, videoinstalaciones, mapping o juegos de luces) se entremezclan con el uso de materiales sin tratar y estandarizados.

En esta ocasión, Les Grandes Tables de L’Île deja de lado las propuestas más experimentales para concentrarse en componentes más ortodoxos. Los arquitectos han diseñado un edificio integrado por diferentes materiales prefabricados que resulta un “híbrido entre un invernadero, una barcaza y una casa de madera”.

El restaurante está contenido en una caja rectangular fabricada en fibra de madera y sostenida gracias a un andamio de acero. A la estructura principal se unen varios contenedores de mercancías. La morfología del edificio ha buscado dar protagonismo al paisaje verde que rodea su ubicación. Por ello, los arquitectos han elevado la caja unos metros del suelo con el fin de favorecer las vistas exteriores. Además, se ha ubicado un recubrimiento de cristal transparente que protege el bloque de madera.

El edificio también se ha valido de la tecnología digital para configurar su apariencia: en eventos especiales, las luces de neón y los juegos de mapping podrán añadir un matiz virtual y dinámico a la fachada del edificio.

Restaurante efímero

La isla Seguin, situada en el Sena a las afueras de París, acogió durante más de 60 años una fábrica de automóviles que definió fuertemente su existencia. A la espera de que Jean Nouvel inicie la construcción de un complejo de ocio llamado a sustituir a la factoría, el estudio de arquitectura 1024 Architecture ha diseñado Les grandes tables de l’île, un restaurante creado con elementos prefabricados que será desmontado en dos años.

1024 Architecture nace en Francia en el año 2008 de la mano de los arquitectos Pierre Schneider y François Wunshel, miembros del colectivo EXYZT. Sus trabajos conciben una realidad desmaterializada en el que lo virtual (performances, videoinstalaciones, mapping o juegos de luces) se entremezclan con el uso de materiales sin tratar y estandarizados.

En esta ocasión, Les Grandes Tables de L’Île deja de lado las propuestas más experimentales para concentrarse en componentes más ortodoxos. Los arquitectos han diseñado un edificio integrado por diferentes materiales prefabricados que resulta un “híbrido entre un invernadero, una barcaza y una casa de madera”.

El restaurante está contenido en una caja rectangular fabricada en fibra de madera y sostenida gracias a un andamio de acero. A la estructura principal se unen varios contenedores de mercancías. La morfología del edificio ha buscado dar protagonismo al paisaje verde que rodea su ubicación. Por ello, los arquitectos han elevado la caja unos metros del suelo con el fin de favorecer las vistas exteriores. Además, se ha ubicado un recubrimiento de cristal transparente que protege el bloque de madera.

El edificio también se ha valido de la tecnología digital para configurar su apariencia: en eventos especiales, las luces de neón y los juegos de mapping podrán añadir un matiz virtual y dinámico a la fachada del edificio.

[fbcomments]