Valencia no sólo tiene luna

Califique este artículo

Valencia se ha convertido durante los últimos años en una de las ciudades más futuristas de Europa. Esto debido a obras arquitectónicas que la posicionan dentro de ese grupo. Un ejemplo de ellos es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, diseñada por el arquitecto valenciano  Santiago Calatrava. Es un conjunto de edificios que alberga el mayor acuario de Europa, L’Oceanografic, la ópera más vanguardista en el Palau de les Artes Reina Sofía, un cine IMAX en L´Hemisferic y el Ágora, sede del Open de tenis 500, entre otros atractivos.

Por otro lado, el Barrio del Carmen y sus palacios que crecieron entre dos murallas, la cristiana y la musulmana, invitan a conocer épocas pasadas de Valencia. Allí se pueden recorrer por ejemplo: las Torres de Quart y las Torres de Serranos que aparecen ante nuestros ojos después de recorrer laberínticas calles adoquinadas.

No se puede ir a Valencia sin pasar por la Plaza de la Virgen y el conjunto catedralicio que la rodea. La Catedral, el Miguelete, la Basílica de la Virgen o la Almoina son verdaderos  tesoros arquitectónicos de la ciudad. Además allí se puede disfrutar todas las semanas del Tribunal de las Aguas, declarado por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la humanidad.

La Lonja de la Sede, alberga al Mercado Central  que es uno de los mayores de Europa. Allí también se encuentra la Iglesia de los Santos Juanes. Otra excelente opción para conocer Valencia es a través de sus más de 30 museos, como por ejemplo el Museo Nacional de Cerámica o el típico Museo Fallero, donde se pueden ver las famosas Fallas Valenciana.

Además esta polifacética ciudad cuenta con hermosas playas como las de El Cabanyal y la Malvarrosa, con un atractivo paseo marítimo. Para conocer playas más alejadas se puede visitar la de El Saler junto al Parque nacional de la Albufera. Junto al mar se puede degustar una exquisita paella acompañada de una copa, en uno de los numerosos restaurantes de la zona.

Una interesante opción es alquilar una bicicleta y con ella atravesar los numerosos puentes del Palau de la Música o visitar los Jardines del Turia, antes de llegar a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

[fbcomments]