La milenaria Atenas: un viaje a las raíces de la cultura occidental

La mágica Atenas, capital de Grecia, cuna de artistas y filósofos de la antigüedad, centro económico y cultural abre sus puertas cada año para dejarnos echar un vistazo a la majestuosidad de sus Templos que aún perduran en el tiempo.

¿Como no viajar a Atenas y vislumbrarse con una de las culturas más impresionantes de todos los tiempos? La hermosa Grecia esconde en su interior, en una de sus más bellas ciudades, Atenas, imponentes templos y una cultura tan rica a la que cada turista solo sueña con tener un momento para admirar tan majestuosos edificios que nos permiten animarnos a viajar en el tiempo y vivir la antigua Grecia.

Con más de 3000 años de antigüedad, Atenas aun cuenta con una impresionante riqueza cultural siendo una de las ciudades más influyentes de Occidente. Sus más grandes atractivos reposan sobre el tan nombrado Partenón, la bella Acrópolis e imponentes Templos como Atenea Niké o el Templo de Zeus a los cuales cada año miles de turistas  visitan para ver sus grandes atractivos quedar anonadados.

La mayoría de ellos no conservan un perfecto estado de edificación por el pasar de los años pero todos regalan un silencio y una paz que queda albergada en nuestro interior durante cada recorrido, sus características más destacadas que maravillan a los turistas son típicas de la arquitectura clásica.

Visitando la Acrópolis o como es llamada «Ciudad Alta«, podemos aun sentir en sus rincones su época de mayor esplendor y poder, cuando esta ciudad era el punto de defensa de la antigua Grecia. Grandes templos se encuentran escondidos tras sus puertas, algunos de ellos construidos durante la época clásica del país.

Su mayor atractivo es el magnífico Partenón, símbolo indiscutible de la Acropolis, rodeado por grandes columnas, podríamos animarnos a decir que tal vez el monumento más importante de la antigua Grecia mostrando su bella construcción al estilo dórico perteneciente al año 477 AC. Fue construido para ser hogar de la Estatua más llamativa e impresionante de todos los tiempos, «Ateneas Parthenos» que se alza en doce metros de oro y marfil.

«Atenea de Niké», este bello templo se construyo en honor a la gran victoria sobre los persas en el año 420 AC. Es un pequeño Templo con la imagen de Atenea de Niké sin sus alas para que jamás pudiera abandonar su lugar. Se destaca no solo por su impactante historia que emociona e impresiona a muchos turistas convirtiéndose en su Templo preferido sino también por su peculiar estilo de construcción.

Desde el sur de la bella Acrópolis podemos admirar  en lo alto del Monte Pentélico un impresionante Templo de mármol construido en honor al Dios Zeus durante los siglos VI AC. Solo 15 columnas corintias de 104 que eran pueden observarse hoy, la historia cuenta que el emperador Adriano en sus tiempos mando a hacer una estatua de oro y marfil de el mismo junto a la de Zeus para que los dos se impongan en el interior del Templo demostrando poder.

Una visita obligada es el corazón de Atenas, la Plaza Sintagma, es el centro ateniense donde  los ciudadanos ordenaron la redacción de su constitución. Desde el Parlamento hasta la Tumba del Soldado Desconocido pueden encontrarse aquí. Para su hospedaje nada como el lujoso Hotel Grande Bretagne con la mejor vista a Sintagma, pero si lo que realmente desea es un paseo por una de las calles principales, entonces la calle Ermu es lo que necesita. La plaza más popular  y favorita por los ciudadanos, lugar donde se han celebrado sus fiestas y conciertos como así también grandes manifestaciones históricas nos demuestra que sin duda alguna esta ciudad Greca es un destino cultural que no debe perderse.

[fbcomments]