Polonia, uno de los países más ricos en cultura e historia

Polonia, Cracovia - Torre de la basílica de Santa María

Polonia es un país con una riqueza natural y un patrimonio cultural de lo más exquisito, atrayente de visitantes de todo el mundo gracias a sus tradiciones que aun hoy se mantiene latentes en sus calles, en su gente y con la modernidad del mundo actual a la vuelta de la esquina esperando sorprendernos.

Ubicado en el corazón de Europa con sus costas salpicadas por el Mar Báltico, Polonia es un país con una naturaleza singular, sus tierras varían dependiendo de sus zonas pasando de llanuras y mesetas a zonas densificadas con verdes bosques hasta extensos terrenos rocosas llegando a las arenosas playas blancas en las costas.

Actualmente Polonia es uno de los países más ricos en cultura e historia dentro de Europa y es una de la razón que tienen tantos turistas al venir aquí. Con el pasar de los años este magnifico país ha ido evolucionando a grandes pasos siempre respetando su cultura y sus tradiciones que son el gran emblema de su pueblo.  Al llegar descubrirá que Polonia es en si completamente atractiva sin la necesidad de tener un solo centro de atracción, es por ello que su mirada podrá observar calma cada detalle de sus calles, cada monumento, y cada rincón que guarde secretos de la historia que irán revelándose ante usted con el transcurrir de las horas.

Desde actos callejeros, shows y espectáculos de gran entretenimiento serán vistos al aire libre mientras recorren las calles más céntricas.

El Castillo Medieval más grande de Europa.

Melbork es el hogar donde este inmenso y majestuoso Castillo está ubicado. Sus ladrillos aun se preservan en excelente estado y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Inmensas murallas y grandes torres protegen el impactante Castillo que alguna vez fue sede de la Orden de los Caballeros Teutónicos. Su arquitectura presenta exquisitos rasgos góticos y hoy en día el lugar abre sus puertas al público curioso mostrando en su interior un bello Museo.

Una verdadera creación del Siglo XIX se mantiene en sus calles extendiéndose por todo el territorio, El Canal de Augustow, una impresionante ruta acuática, una construcción hidráulica que une los grandes lagos atravesando la Selva de Augustow. El Canal es una de las grandes atracciones turísticas de Polonia y está en la espera de ser declara por la UNESCO.

La historia cobra vida y toca los corazones de sus visitantes en el cuartel de Hitler ubicado en Gierloz, La Trinchera del Lobo, Wilczy Szaniec, asi es llamada comúnmente y reconocida por el pueblo polaco como uno de los lugares más tristes que pueden existir, aun así su historia atrae a miles y miles de turistas que no solo desean conocer la Trinchera sino también sus Bunkers y los territorios de los alrededores que todavía hoy mantiene sus alambrados. Actualmente es un gran terreno que se mantiene aislado desde 1945, cuando los alemanes se retiraron de suelo polaco.98

Los amantes de las historia podrán recorrer los Monumentos sacros de las Tres Confesiones, comenzando por Tykocin, un monumento en honor a los judíos polacos, luego podrán conocer Grabarka donde los peregrinos ortodoxos le mostraran su santuario en el bosque. Pero no debemos olvidar Bohoniki y Kruszyniany, dos lugares fascinantes para aquellos que conozcan a fondo la religión musulmana.

«Gdynia», una ciudad mágica donde barcos y museos cobran vida en el Velero Dar Pomorza y en el Barco Blyskawica. Encontraran junto a ellos uno de los acuarios marinos más bellos de Polonia. Esta increíble ciudad llega a convertirse en el lugar ideal para las prácticas de vela llamadas Gdynia Sailing Days donde numerosas cantidades de veleros pueden apreciarse en las aguas azules. Polonia es un país vivo, rico en cultura, un país que lejos de estar dormido, abre sus puertas a todo aquel que desee conocer sus calles y palpar su historia.

¡Por favor, comenta sobre estos destinos!