Holanda, la magia que envuelven sus paisajes

“La Naranja Mecánica” nos invita a conocer sus molinos y pinturas, símbolos del país, hasta los recorridos por sus mil quinientos puentes en Ámsterdam y el Mercado de Queso de Alkamaar  sus horas pasaran volando sin dejar de asombrarse en cada rincón de este esplendido país.

Déjate llevar por la magia que envuelven sus paisajes y anímate a descubrir las maravillas de ensueños que en sus ciudades se esconden. Los bellos contrastes entre lo antiguo que prevalece en sus calles con el modernismo que toca sus puertas  son características típicas de este potencia europea que cada año va tomando mas y mas importancia a nivel mundial. Su turismo crece cada década dejando auténticos rastros de sorpresa en los ojos de sus visitantes que dicen no terminar de conocerla.

El viento del mar pone en marcha los maravillosos remolinos que enamora a sus turistas año tras año convirtiéndose en el icono por excelencia de Holanda. Los maravillosos molinos dibujan paisajes pintorescos con pequeñas casas sobre las colinas que se graban en nuestra memoria.

Los antiguos pueblos dueños de sus remolinos y fabricantes de los quesos más exquisitos de la zona no pueden quedarse fuera de su lista.  Largos paseos por sus campos siguiendo senderos que se perderán en las distancias serán acompañados por suaves aromas a tulipanes y las frescas hojas de sus árboles.

Las bicicletas han formado parte de la vida cotidiana de los holandeses desde su creación, es normal observar que se movilicen de una lado a otro en sus bicis y desde hace ya más de dos décadas los visitantes se sienten tentados de recorrer el país pedaleando con tranquilidad para no perder detalles de la hermosura que envuelve estas tierras europeas.

Grandes paseos no deben faltar por la fábrica de cerámicas Royal Delft! Con una antigüedad de más de dieciséis siglos, la famosa fábrica atrae a miles y miles de turistas que desean vivir la experiencia y contarla en su regreso. Las autenticas y extraordinarias exposiciones se llevan a cabo cada año y las piezas más exquisitas se encuentran a la vista de todo amante de este arte manual. Talleres  de cerámica se llevan adelante y para los turistas hay pequeños talleres de hasta cinco días para que no pierdan la oportunidad de experimentar la hermosura de trabajar con cerámicas.

Ámsterdam, la ciudad perfecta para conocer si cuentas don dos o tres días de sobra y deseas alejarte de los paisajes rurales y conocer otros aires holandeses. Muchas parejas deciden pasar horas románticas bajo la luna de esta ciudad y cenar en algún restaurante o recorrer los canales en bote hasta el casco histórico o darse el lujo de una caminata por las calles adoquinadas y conocer la Zona Roja más famosa del mundo. Aquellos amantes de las leyes, estudiantes o abogados no deben desperdiciar la oportunidad de realizar un mini viaje a “La Haya”, sede del gobierno holandés y centro de grandes organismos mundiales.

La ciudad más impactante de Holanda gracias a su modernismo, es conocida como Rotterdam y reconocida por las imágenes de sus casas con forma de cubo que aparecen en sus postales, las famosas Kijk-Kubus junto a la Torre más bella de Holanda, la anhelada Euromast que ofrece una de las vistas más espectaculares del país.

En lo que respecta al resto de sus días, algunos de los lugares a indicar como destacados y que no deben dejar pasar, son el magnífico Mar del Norte y el bello Parque Keukenhof ubicado a unos kilómetros de su paseo por La Haya. No olvide grabar en su memoria los maravillosos recuerdos de estas tierras y volver con algún souvenir para su comedor.

EnViajes

[fbcomments]