Carvoeiro, pintoresco pueblo, paraíso de cultura y belleza natural

A lo largo de la Costa Atlántica recorriendo su extenso territorio hasta Cabo de San Vicente encontramos Carvoeiro, pintoresco pueblo  ubicado al sur de Portugal, una paraíso de cultura y belleza natural rodeada de pequeñas callejuelas con un encanto marinero que invade sus costas dejando que los rayos del sol golpeen su suelo brindando colores majestuosos con el azul del mar.

Las postales que recorren el mundo dibujan la imagen perfecta de Carvoeiro al representar sus pequeñas casas colgando sobre un acantilado en el Océano Atlántico. El blanco de sus techos con pequeños detalles de decoración en colores rojizos y naranjas le da un toque especial a este bello pueblo. Sus atractivos envuelven a sus visitantes invitándolos a recorrer calles y adentrarse en su gente. Conocido por ser uno de los pocos lugares que habitan las costas de Portugal conservando aun la sencillez con la cual se ha mantenido durante años a diferencia del resto de las ciudades que han adornado su imagen con bellos edificios modernos con vistas al mar.

“Tranquilidad”, Si! Es lo que la caracteriza, un pueblo alejado del bullicio y de las luces excesivas convierte a Carvoeiro en un lugar soñado para aquellos que se encuentran en la búsqueda del relax. Sus noches se invaden de shows y animación en sus calles, su pueblo festeja con calma y seguridad; el ocio esta a la orden del día y las compras en sus callejuelas muy al estilo europeo abrazaran sus mañanas.

Los amantes de la naturaleza conocerán sus extensas rutas por el Algarve costeando el atlántico hasta Cabo Carvoeiro, sus caminatas serán de los más entretenidas y culturales. El Faro es uno de los lugares más aclamados junto a las cuevas rocosas del acantilado.  Los barcos son visitados y forman parte del gran atractivo del pueblo. Sus siluetas dibujadas en sus costas le dan un toque mágico para llenar de leyendas e historias sus aguas, a tal punto de que grandes números de turistas optan por realizar pequeños viajes en sus barcos y organizan tours con comidas y música a bordo. “Santa Bernard” es la elección por excelencia, el Barco Pirata que emprende rutas hasta las cuevas de Portimao y el cual deja a todos sus visitantes fascinados.

Alejándose de las actividades urbanas siempre encontrara algún deporte para realizar y disfrutar, los campos de golf con sus verdes esmeraldas y los cálidos rayos solares pueden regalarle un día magnifico, el tenis es muy famoso y practicado a diario por su gente, pero el primer puesto se lo llevan los turistas practicando buceo y snorkel en sus bellas playas idílicas. Portugal en si es conocido por tener playas magnificas, pues imagínese tan solo  a usted mismo con arenas brillantes en color dorado con azules de frente y brisas cálidas teniendo en su trasfondo todos los techos blancos de Carvoeiro! Un sueño hecho realidad para muchos.

Culturalmente las ruinas del castillo ubicadas en Algarve son visitadas por los turistas que desean descansar de sus playas y calles. Es un museo al aire libre que abre sus puertas mostrando las antigüedades que aún se conservan para el disfrute turístico. Es aquí también donde las visitas al Museo del Corcho tienen lugar, como también la búsqueda de deliciosos y exquisitos vinos de distintas bodegas.

Para dar por finalizado nuestro viaje nada como disfrutar de una buena cena en los restaurantes de sus costas con la luna iluminando su mesa y probando los sabores de la cocina portuguesa con deliciosos pescados marinos y hortalizas! Un buen vino para acompañar los exquisitos pescados y darle un motivo a su paladar para volver a Carvoeiro!

EnViajes

[fbcomments]