Elige Pamplona, su arte, su arquitectura y su historia

Califique este artículo

 Una gran urbe española es Pamplona, siempre lista para recibir a los turistas sedientos de historia, la que se ve plasmada en sus construcciones, monumentos, y celebraciones .Escogerla como próximo destino es la mejor decisión, si amas las ciudades populosas y obras arquitectónicas.

Pamplona es la capital de Navarra, se encuentra en la zona norte de la Península Ibérica, rodeada por el Río Arga, y es una importante receptora de viajantes de todas partes del mundo que llegan para empaparse de pura tradición.

Desde hace añares, cada 6 de julio el llamado Chupinazo indica el comienzo de la Fiesta de San Fermín, una de las más populares de España. Generalmente es cuando más turistas se aglomeran, ansiosos por vivir las peñas, oír su música, participar de los encierros, vestirse todos de blanco agitando pañuelos rojos, y sintiendo que forman parte de una misma cosa durante los agitados nueve días que duran los eventos.

El arte en esta ciudad como en casi toda España, refleja su perpetuidad, ya que ofrece la mezcla de obras antiguas románticas, luego las construcciones religiosas, con improntas de la antigua Roma así también como musulmanas, y obviamente obras contemporáneas de artistas actuales y modernos.

Entre las propuestas más relajadas se puede elegir por ejemplo, pasear por sus interesantes puentes, armónicos y coloridos parques y jardines, que forman parte también de la riqueza arquitectónica navarra, u optar por recorrer el famoso Camino de Santiago.

Y en Pamplona también tienen su lugarcito especial los amantes del vino, ya que se realiza desde hace poco, anualmente, un encuentro llamado Arte ’N Vinos, en el que se combinan a la perfección vinos con Denominación de Origen Navarra y las creaciones e inventiva de los maravillosos artistas de la zona.

La gastronomía, al igual que el arte, es el resultado de una historia de conquistas y fusión de culturas, así es que se pueden degustar la mayor variedad de platos, sin dejar de experimentar los famosos pinchos de Navarra, un clásico de la zona. Además cuentan con modernísimos restoranes de comida “slow”, todo un nuevo emprendimiento que propone a los turistas y a los lugareños, consumir productos orgánicos, desde los vinos hasta los postres, basando su elaboración en materia prima ecológica y desarrollada de manera sostenible.

Para alojarse en la gran ciudad son numerosas las opciones tanto en precios como en ubicación, contando con pensiones, aparthoteles, y hoteles en Pamplona, así como albergues y alojamientos en las afueras; y siempre brindando los servicios indispensables de desayuno y wifi.

Foto: FreeCat via photopin cc

[fbcomments]