El Hierro, cultura milenaria, lugar de aventura y paisajes volcanicos

Califique este artículo

Diminuta y bella, nos invita a conocer sus grandes secretos, desde el Roque de la Bonanza hasta Las Sabinas, la Isla “El Hierro” tiene todo lo necesario para satisfacernos y envolvernos con sus hermosos paisajes volcánicos y aires de aventura que caracterizan a este magnífico lugar.

Tierras mágicas de costas bañadas con aguas turquesas y rodeadas con densos bosques y uno de los fondos marinos más hermosos jamás vistos. Los arboles denotan en sus troncos los años que llevan en sus raíces y los volcanes crean una atmosfera única dibujando nuevos paisajes con cada erupción. La vida de su pueblo es llevada adelante con sus tradiciones vibrantes y la cultura milenaria que palpita en sus calles. Algunos de sus mayores atractivos son las famosas piscinas naturales elegidas por sus turistas que dan una vista inigualable a Las Sabinas que son golpeadas por los vientos.

Enigmática belleza ubicada en la zona occidental de las Islas Canarias, los senderismo y las fotografías nunca faltan, las famosas fotos de Open Fotosub son oro para el turismo mostrando la vida submarina y dando razón y motivo a los amantes del buceo que viajan hasta aquí para disfrutar de estas aguas. Desde el año dos mil fue declarada Reserva de la Biosfera,  todo su extenso territorio se encuentra protegido y cuidado, sus  playas y el Faro de la Orchilla son los más conocidos del mundo y atraen a miles de visitantes cada año.

Los geiser provocan que sus tranquilas aguas se conviertan en piscinas termales dejando en el olvido turístico a sus playas. El arte de la pesca y los deportes marinos son el corazón del pueblo que habita aquí, las artesanías y el folclore forman parte de su cada día viviendo con climas cálidos y equilibrados todo el año.

Aventureros de todo el globo aprovechan de la abundancia de sus ecosistemas para llevar al limite sus días y llenarlos de adrenalina. Llegar a la Isla y no saber por dónde comenzar a recorrerla  es algo normal, el sentimiento de desesperación y ansias por adentrarse en las tierras es un sentimiento difícil de olvidar. Los Bosques de la Sabina son en general el comienzo de las excursiones marcando las siluetas internas de la Isla para animarnos a entrar al bosque El Faval y conocer sus pinos.

Doscientos accidentes geográficos son hoy una de las grandes razones para venir a esta isla, Faros y lugares perfectos regalan una vista exclusiva y completa de estas maravillas conformadas por barrancas junto al Roque de la Bonanza. Miradores en las playas son los preferidos pero también se encuentran los Miradores de Bascos.

“Tilijiraque” es una playa magnifica  que no se deja opacar por las paradisiacas piscinas naturales del Charco Manso y el Charco Azul, en su contraparte sus aguas y las arenas blancas que la conforman junto a la naturaleza que vive en sus alrededores la convierten en una verdadera maravilla.

Valverde, capital de El Hierro, esconde casitas con techos de pajas y arquitecturas urbanas que le dan un toque pintoresco a la isla. La ciudad se ve rodeada por Iglesias del Siglo XVII y la más antigua y conocida, La Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción se lleva todas las miradas en la isla. Podrá recorrer esta hermosa ciudad y conocer a fondo la cultura de la isla admirando sus tradiciones y sintiendo la amabilidad de los lugareños.

“El Hierro” en estos últimos años ha ido tomando fuerza y ha abierto un abanico amplio de actividades para el gusto y la satisfacción de sus visitantes, el aburrimiento está lejos de hacerse presente y los rostros sorpresivos se verán a cada instante, anímese y conozca una Isla que esta fuera de los paisajes típicos que se ofrecen en el resto del mundo.

EnViajes

[fbcomments]