Una forma distinta de entrar en contacto con la naturaleza: Costa brava y Pirineos de Gerona

costa brava pirineos gerona

Foto: mediteranian-folklore-festivals.org

 

Casi la mitad de la superficie de la provincia española de Gerona es protegida por declararse de interés natural. ¿Qué mejor destino que este para los locos por la vida al aire libre? ¿Y para aquellos que buscan unas vacaciones diferentes? Imagínense sus maravillosos paisajes de cuentos, sus escarpados acantilados, y sus rusticas playas con la mínima perturbación, y los alojamientos más acordes y especialmente preparados para en ningún punto perder el vínculo con lo natural.

Se cuenta con parques naturales y jardines botánicos en la Costa Brava, plenos de vegetación autóctona así como también pantanales, dunas y arrozales cerca del mar Mediterráneo. Para poder disfrutar de esta gran belleza, la zona cuenta con cientos de campings, equipados con todas las prestaciones y clasificados para que puedan escoger el que más convenga a sus necesidades, incluyendo campings básicos hasta de primera categoría.

Y si nos referimos a la naturaleza, una de las recomendaciones por excelencia es la recorrida por el Parc Art de Cassà de la Selva. Este único museo al aire libre expone una serie de esculturas contemporáneas. Sus rincones están especialmente diseñados para ser disfrutados a través de largos recorridos apacibles, durante los cuales se pueden aprecias las obras de arte en silencio y calma. Para alojarse en este caso, lo más acorde son las casas tradicionales recuperadas en la Costa Brava en Gerona. Este tipo de residencia cuenta con dos alternativas, unas son casas independientes que cuentan con cocina totalmente equipada, para que los huéspedes puedan cocinarse tener más autonomía, y otras son alojamientos en las que se dispone de una habitación en la casa rural, con opciones de media pensión, pensión completa o el llamado derecho de cocina. Todas estas maneras de buscar la comodidad y bienestar de los visitantes.

Otro tipo de acercamiento a la naturaleza, un poco más fantástico y aventurero se logra recorriendo las comarcas gerundenses, y adentrándose en sus bosques de cuentos o sus montañas de historias míticas. La impronta medieval es maravillosa y no deja de transportar a los turistas hasta aquellos siglos. Además no solo se trata de sus paisajes agrestes, sino también se puede disfrutar de sus patrimonios arquitectónicos plasmados en sus castillos, palacios, monasterios e iglesias. ¿No es este un imperdible combo? En el caso de querer adentrarte en la montaña y dormir con su paisaje de fondo, Gerona ofrece refugios albergue. Los refugios libres son abiertos y sin custodia, en ellos se duerme si se está de paso por lo que no son tan frecuentados, y los refugios guardados, tiene guarda en temporada alta y suelen estar equipados para dormir.

¿Ya estas decidido a emprender una aventura medieval en Gerona? ¿O preferís la tranquilidad de las recorridas por sus parques y jardines de la Costa Brava? Estas son solo dos variantes entre todo lo que tiene esta provincia española por ofrecer. Cerca del país vasco, los Pirineos y la Costa Brava te están aguardando.

[fbcomments]