Pekín: donde la magia y la modernidad van de la mano

El corazón de la Republica Popular China, Capital y centro caótico rodeado de modernismo pero aun manteniendo intacta su cultura y sus tradiciones ancestrales se impone ante nosotros mostrando una ciudad que nos hará vibrar.

Pekín, mágica y hermosa como ninguna otra nos muestra sus bellos Templos por los cuales algún día pasaron Grandes Emperadores, en sus calles aun se sienten sus historias de grandes batallas y majestuosos palacios de ensueños. Siendo una de las ciudades más habitadas en el mundo aun pueden observarse algunos rostros de tristeza guardando recuerdos de “Mao” antiguo presidente. Sus rascacielos captan nuestras miradas observando una ciudad creciente sin observar en sus alrededores los pequeños Hutongs donde habitan la mayoría de sus ciudadanos.

Actualmente es una ciudad tan bella y cálida como lo es de áspera al mismo tiempo, muchos ciudadanos son grotescos, suelen gritar y escupir y por contraste también encontraran aquellos amables y abiertos al encuentro extranjero. Muchos al tomar la decisión de adentrarse en esta impresionante ciudad ponen en primer lugar “La Ciudad Perdida”, una fortaleza de más de quinientos años gobernada por algunos de los más importantes Emperadores Chinos en la cual aun pueden observarse esos típicos rasgos orientales.

Se la conoce como “La Ciudad Perdida” ya que por casi quinientos años permaneció bajo el poder de su corte. Actualmente es una de las más impresionantes colecciones arquitectónicas en Pekín, por decirlo de alguna forma, sus templos y palacios son de lo más exquisitos y únicos. Sus extensos parques y los innumerables pabellones mantendrán sus ojos y atención ocupados durante todo el día. Alejándonos un poco encontraremos el Palacio de Verano el cual fue utilizado por muchos años por la dinastía Qing ocupando unas trescientas hectáreas en las cercanías del Lago Kunming.

“Tian Tan” mas llamado comúnmente como El Templo del Cielo, uno de los lugares más espirituales y sagrados de toda China compuesto por un inmenso parque donde las practicas de tai chi se suceden. Durante la dinastía Ming, Tin Tan era utilizado para sus cosechas y las gracias se daban al Cielo. El Templo abarca alrededor de trescientas hectáreas entre las cuales podremos destacar una de las siete maravillas del mundo, La Muralla China recorriendo uno ocho mil ochocientos kilómetros atravesando montañas y desiertos en el mapa.

Alejándonos de La Muralla China, nos adentramos en uno de los templos más importantes y populares de la ciudad de Pekín “Yonghegong”, El Templo de los Lamas, hoy en día es reconocido por ser el templo budista tibetano con mayor relevancia. Su construcción data del Siglo XVII y en la actualidad es utilizado no solo para el reposo espiritual sino también para el estudio en profundidad de la Astronomía a nivel mundial. Una de sus más hermosas características son sus tejas doradas y sus grandes inciensos que envuelven el lugar con aromas mágicos. Incluso para la curiosidad de muchos es aquí donde se encuentra situada la bella estatua del Buda Futuro, en el Pabellón Wanfu Ge.

 

Muchos deciden recorrer sus calles, conocer la ciudad en profundidad, y la verdad es que algunos de los lugares imprescindibles de conocer valen la pena recorrerlos mediante el uso en rickshaw y obtendrán un circuito turístico imperdible. Desde ver un show de Kung Fu en las calles chinas y tener la oportunidad de estar ante la presencia de los monjes Shaolin hasta al extremo opuesto de vivir una maravillosa expresión de arte en la Opera China. Por otro lado los grandes aventureros podrán elegir realizar caminatas por los tramos de Simati y Jinshaling en la Gran Muralla China.

En cuanto a su oferta gastronómica podemos decir que es bastante peculiar, podrá saborear comidas tradicionales como lo son los Dumlings hasta detenerse en el puesto del Mercado de Wangfujing y probar insectos de toda clase, incluso cucarachas. El arroz es siempre un plato presente y los sabores típicos son picantes y algunos hasta ácidos.

La Capital de la República Popular China, Pekín siendo una de las ciudades más pobladas y modernas conserva sus tradiciones y sus Templos tan sagrados como su misma historia, nos muestra su grandeza y nos invita a descubrirla.

[fbcomments]