Nuevo pero tradicional teatro en China

Stufish Entertainment Architects ha terminado el teatro con 2.000 asientos, para entretenimiento en vivo, el Han Show Theatre (Teatro de espectáculos Han) en Wuhan, China. Las características del proyecto fueron, especialmente diseñadas para albergar el nuevo espectáculo teatral y acrobático de agua, ‘el Han Show’, por el reconocido director de teatro Franco Dragone.

El diseño del Han Show Theatre se basa en la tradicional linterna de papel china – de ahí adquirió su apodo de ‘linterna roja’. La intención fue recrear un símbolo reconocible al instante como icónico de China, con el revestimiento estético que envuelve el ambicioso auditorio y la torre flotante.

Los dibujos conceptuales de Stufish han cobrado vida como la superestructura de bambú tradicional de una linterna de papel, reinterpretada con ocho intersecciones de anillos de aceros tubulares, suspendidos en órbita alrededor de la torre voladora del teatro. La superficie de papel es sugerida a través de una serie de áreas pequeñas de cables de red, colgadas y tensadas entre vacíos trapezoidales generados por los anillos intersectados.

Cada uno de los 18.000 nodos estructurales de cables soporta un disco rojo cóncavo de aluminio, modelado con la apariencia de un antiguo artefacto simbólico, el disco Bi, de la dinastía Han. La luz de la linterna se activa por un conjunto circular de LEDs de color rojo en el centro de cada disco, que ilumina la superficie agujereada y cóncava.

La luz de cada disco se divide en cuatro zonas, cada una direccionable de forma individual mediante un control DMX. El sistema de iluminación resultante puede proyectar una imagen de vídeo de aproximadamente 600 x 120 píxeles a través de su superficie. En la base del edificio, Stufish ha representado las borlas de la linterna, con las esbeltas columnas soportantes y las aplicaciones verticales doradas aplicadas al acristalamiento perimetral. El perfil de la techumbre de la base, se observa al apagar el borde inferior del anillo de la linterna en sus intersecciones geométricas, con la intención de evocar el perfil curvado de las formas de los tradicionales techos chinos.

El diseño completo, por dentro y por fuera, fue compuesto por tres rasgos esenciales y únicos de rendimiento: asientos móviles en el auditorio, una piscina para de 10.000.000 litros para las presentaciones, y tres pantallas LED móviles diseñadas para ser las más grandes del mundo.

Los asientos movibles permiten al teatro cambiar la forma y la configuración durante el espectáculo. Aunque la audiencia comienza su experiencia visual en la configuración tradicional del proscenio, eventualmente los asientos más bajos suavemente se abren a la izquierda y la derecha, y los 1.000 asientos superiores se deslizan hacia abajo al nivel principal.

Todo este movimiento revela una piscina de espectáculos de 10 metros de profundidad, una de las más fantásticas características de The Han Show. Dentro de su volumen, una serie de plataformas húmedas/secas, están cubiertas por suelo perforado para acrobacias espectaculares dentro y fuera del agua.

[fbcomments]