La milenaria Beijing nos deslumbra

Califique este artículo

El corazón de la República Popular China, Capital del país, llena de vida, rebalsando de turistas en sus calles, caminan por sus tradicionales Hutongs, aquellos que buscan sus más escondidos secretos, aquellos que quieren revelar toda la belleza de Beijing ante sus ojos!

Una de la ciudades que más ha evolucionado en los últimos años manteniendo su tradición y su cultura intacta y alejada de lo moderno nos muestra hoy su poderío económico deslumbrándonos con sus rascacielos brillando en lo alto y regalándonos sus mágicos Templos, su famosa muralla China, una de las Siete Maravillas del Mundo, y sus delicadas calles adoquinadas llenas de mercados que pintan el paisaje típico oriental en la mente de sus visitantes.

Cada detalle de su cultura impresiona a turistas que cada año viajan a China para conocer sus mitos, sus leyendas y caminar por sus Palacios y Templos. Su magia nos lleva a las puertas de la Ciudad Prohibida, aquella que jamás pudo forzarse, prevaleciendo sin ser cruzada por más de 500 años, su arquitectura es majestuosa, nos envuelve con sus tejados y sus increíbles figuras ubicadas en las esquinas, según las leyendas son los llamados «Guardianes del Tejado», como así también sus Leones los cuales protegen las entradas. La historia nos lleva a conocer que desde su construcción la ciudad se encontró escondida y reservada sólo para la Corte Real, de allí que la ciudad sea llamada » La Ciudad Prohibida».

Durante su visita podrá conocer el Palacio de Verano  el cual fue utilizado por la dinastía Qing como jardín y escapatoria de los agobiantes veranos que sucedían en la Ciudad Prohibida. En sus alrededores podrá admirar el hermoso Lago Kunming e incluso realizar caminatas por sus casi 290 hectáreas que le brindarán un toque de paz y relax al mismo tiempo que recorre sus diferentes Templos. Una de sus más atractivas aristas es la Torre de la Fragancia de Buda, ofrece una vista que trasciende la belleza y desde allí podrá incluso observar la Calle Suzhou conformada por pequeñas tiendas que la convierten en un centro de caminatas de lo más hermoso.

Podríamos decir que su viaje a Beijing tendría que tener dos visitas prácticamente obligatorias, la Gran Muralla China y El Templo del Cielo también llamado por muchos Tian Tan. Lugar en el cual los sacrificios se llevaban a cabo a manos del Emperador para agradecer al Cielo de todo lo brindado. En la actualidad es un inmenso jardín utilizado para el Tai Chi y cuenta con edificaciones que han sido construidas en honor al Dios del Cielo. Aunque la cruda realidad es que nada en Beijing tiene comparación que la majestuosidad de la Gran Muralla China con sus casi nueve mil kilómetros recorriendo los desencajes geográficos mostrando los paisajes más bellos jamás vistos.

Hoy en día gran parte de la muralla se encuentra en mal estado siendo algunas zonas solamente las cuales pueden ser recorridas. Una de las zonas favoritas por los turistas es Mutianyu ya que nos brinda un paisaje montañoso imposible de olvidar y a decir verdad es una de las mejores elecciones a la hora de recorrer la muralla. Se encuentra a sólo 90 kilómetros de la ciudad pero el primer puesto en fama se lo lleva Badaling, zona en la cual se producen incluso embotellamientos de personas por querer obtener una fotografía. Uno de los mayores atractivos que ofrece la muralla es que una vez realizada la visita usted podrá bajar mediante el uso de una Telesilla o un tobogán pudiendo tener las mejores imágenes y vistas del paisaje deslizándose por montañas.

Durante su viaje uno de los lugares donde debería dejar pasar sus horas es en Wangfujing, El Mercado Nocturno más exquisito y peculiar de la ciudad donde podrá probar las comidas más exóticas, conocer los comercios chinos, adentrarse en su mundo, caminar entre su gente y admirar los pequeños puentes echando humo. Desde escorpiones hasta serpientes y cucarachas se encontrarán en su lista a la hora de comer, y créalo o no es uno de los lugares más famosos entre los turistas de todo el mundo que están a la espera de degustar algo nuevo y distinto!

La ciudad de Beijing se encuentra a la espera de ser redescubierta, abre sus puertas y nos invita a conocer su cultura desde adentro, dándonos la posibilidad de palpar su cultura y sentirla a flor y piel!

[fbcomments]