Puerto Natales, maravilla de la Patagonia chilena

Descubrir Puerto Natales, puede ser una experiencia única. Glaciares, lagos y pinos son la puerta de ingreso a esta ciudad en el extremo sur de Chile.

Surgió a orillas del canal Señoret como sitio de paso de las expediciones hacia el Parque Nacional Torres del Paine. Actualmente se ha convertido en un destino turístico elegido por viajeros de todo el mundo.

Puerto Natales es un pequeño centro urbano pero que cuenta con toda la infraestructura turística necesaria para vacacionar cómodamente. Hay hospedajes y hoteles de excelente nivel. Además se puede disfrutar de una excelente gastronomía  propia de esta región, en la que abundan platos de la cocina mapuche o chilota, como por ejemplo: variedades de papas y productos de mar como las ostras. También se destacan los productos embutidos y sándwiches de carne de cerdo, y la repostería de raíces alemanas.

A la hora de elegir lugares para recorrer, Puerto Natales brinda una gran oferta. A sólo 24 km de la ciudad se encuentra la Cueva del Milodón, de grandes dimensiones y famosa porque dentro de ella en 1896 se encontraron restos fósiles del milodón, animal herbívoro extinguido hace más de 10 mil años.

Otra opción es navegar por el fiordo Última Esperanza, desde allí se puede llegar a los Glaciares Balmaceda  y Serrano. A través de este último se accede al Parque Nacional Torres del Paine.

El Parque Nacional Torres del Paine se ubica a 112 km al norte de Puerto Natales y a 312 km de Punta Arenas. Es un área protegida en la que existe una gran riqueza natural: montañas, entre las que se destacan las del complejo del Cerro Paine, valles, ríos, lagos, glaciares. El parque fue seleccionado como la octava maravilla del mundo en el año 2013. La fauna del lugar está compuesta por guanacos, zorros, chillas, huemules, ñandúes, patos, cisnes y pumas, entre otros.

Ya en Puerto Natales, se puede ascender al cerro Dorotea de unos 800 metros y desde allí obtener una hermosa vista panorámica de la ciudad, el fiordo, el cordón montañoso y la estepa patagónica. También allí se puede avistar el vuelo de los cóndores que habitan las laderas del cerro y que ofrecen una postal única de la patagonia chilena.

[fbcomments]