Nepal, fuerza que emana desde el Himalaya

Califique este artículo

Tierras sagradas que han atravesando durante años y años sangrientas batallas internas por cuestiones gubernamentales y que han logrado en la actualidad llegar a un cese de fuego interno para hoy abrir nuevamente sus puertas al turismo y permitirles sentir esa fuerza que emana desde el Himalaya.

Nepal nos muestra su amplia gama de opciones, desde la extraña y guardada Katmandú hasta unos días en el Tíbet o realizar excursiones de trekking por las montañas del Himalaya para los aventureros que no quieren perder la oportunidad de vivenciar semejante majestuosidad. Aquellos que hayan decidido viajar a Nepal deben estar concientes de las diferencias de altitudes las cuales pueden tomarles días hasta lograr aclimatarse e incluso podrían llegar a tener problemas para dormir, y si viajasen directo al Tíbet deberán realizar su viaje de vuelta al momento de finalizar la fecha de admisión ya que las leyes así lo dictan, de igual forma no deberían dejar de visitar el Tíbet ya que es una experiencia espiritual inigualable.

Para muchos es un lugar mágico y la realidad que se esconde tras sus imponentes montañas es que no hay visitante que luego de pasar días en estas tierras tan frías no haya logrado un cambio interno y espiritual, un cambio en su visión del mundo exterior se sucede en cada uno como por arte de magia. Nepal llega a convertirse en un paraíso espiritual del cual luego uno no desea ni puede olvidar, queda grabado sobre nuestras almas para toda la vida pensando en cuando será el día en que vuelvan a encontrarse con tanta calma y tranquilidad alejados de los bullicios y las vidas ajetreadas que tiene lugar en las ciudades.

Muchos viajeros, en especial montañistas tiene al Himalaya como su principal punto turísticos, el disfrute y las pruebas de capacidad por las que deben pasar convierten esta cordillera en el destino perfecto para ellos.

“El Valle de Katmandú”, una de las excursiones mas bellas que pueden existir en el mundo, lejos de las ásperas y silenciosas montañas donde el respirar se hace dificultoso, encontramos Katmandú, un altiplano donde las temperaturas encuentran equilibrio y los paisajes se presentan ante nosotros tan bellos como no hay otros. Su pueblo es tan calido y benévolo que no tendrá problema en adentrarse en su cultura y vivir sus tradiciones como uno de ellos.

Principalmente al estar en Katmandú una visita que no debe dejar de lado es la Plaza Durbar, es el vena central de la ciudad, el lugar donde todo se encuentra. Podrá tener la oportunidad de ver hermosas jardines y patios muy bien ornamentados hasta edificios muy pintorescos que se destacan dentro de la Plaza, como también los bellos museos y algunos palacio a los que vale la pena entrar y subir a lo alto para contemplar la maravillosa vista que ofrecen.

“Swayambhunath” asi es llamado uno de los Templos Budistas mas Sagrados del Lugar, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO al igual que la Plaza Durbar, esta conformada por una gran variedad de Santuarios y un Monasterio al que no debe dejar de visitar.

Las excursiones favoritas por los turistas son los trekkings que se realizan camino por montañas al Annapurna e incluso hasta el Campamento Base del Monte Everest o los alquileres de pasajes en helicópteros que le darán un vuelo magnifico sobre la Cordillera para que usted pueda admirar la gran creación de la naturaleza.

En cuanto a su gastronomía debemos admitir que Nepal tiene sabores exquisitos, bastantes picantes sus comidas pero con sabores inigualables. Entre sus platos mas destacados se encuentra como obviedad el arroz y los fideos fritos pero también los Momos rellenos de verduras que pueden ser acompañados por una típica cerveza nepalí!

Estas tierras tan lejanas, tan frías, tan majestuosos y al mismo tiempo misteriosas esperan impacientes la visita de turistas extranjeros que se encuentren curiosos y ansiosos por conocer su cultura, sentir en cuerpo y alma su energía espiritual y palpar sus Templos Budistas.

[fbcomments]