Senegal, hermosura escondida en un rincón del mundo

Califique este artículo

Un país que hará sus sueños realidad sin defraudarlo, lo envolverá en su cultura y su historia cobrara vida en cada rincón de este bello lugar que espera con ansias ser conocido en el mundo para despertar de este gran sueño en el que ha dormido durante tanto tiempo.

Ubicado en el Continente Africano, Senegal baña sus costas con el agua clara del Océano Atlántico, compartiendo frontera con Mauritania, Mali, Guinea Bissau y Nueva Guinea.  Actualmente se presenta como un país que renace en el Continente mostrando sus riquezas inimaginables, la diversidad de sus paisajes y una cultura firme que ha sobrevivido mas allá de las diversas influencias que han intentado tirar abajo lo que en su sangre prevalece.

Reconocido por mucho gracias a sus tan variadas y mágicas ciudades que le brindan un aspecto pintoresco y atractivo. Desde Casamance y la Pettite-Cote hasta el desierto de Lompul y las reservas de Bandia usted quedara sorprendido de tanta hermosura escondida en este rincón del mundo.

Atravesando la Península del Cabo Verde, sus ojos se iluminaran al encontrarse con la ciudad Dakar, su Capital y el corazón de este país donde colonias francesas pueden admirarse pero no tanto como sus calles polvorientas de color rojizo y su pueblo tan cálido rebalsando de colores con sus vestimentas haciéndole honor a su bandera tan viva.

Tómese su tiempo y recorra sus más destacados mercados, comenzando por el Mercado Kermel para continuar con el Mercado des HML, siendo el primero mas rustico aun presentando rasgos provenientes al siglo XIX. Observaran como la vida se desenvuelve a tan solo metros del puerto, comprando y vendiendo vacas o disfrutando de deliciosas frutas frescas hasta pequeñas carpas exponiendo maderas talladas.  En su contraste, el Mercado des HML pondrá a la vista de sus ojos las telas más suaves en sus locales de moda en los cuales toques árabes podrán observarse en sus maniquíes.

El monumento del Renacimiento Africado es una visita obliga ya que su imponente monumento lo dejara anonadado. Desde el año 2010 se encuentra en pie siendo más alto que la misma Estatua de la Libertad y hace honor a los africanos esclavizados y a la liberación de sus tierras.

“El Jardín del Edén”, así es llamada esta fascinante zona ubicada en Casamance donde lo verde abunda abrazándolo en una aventura que no olvidara. Palmeras y densas selvas estarán acompañándolo todo el tiempo mientras usted recorrer Kolda y Ziguinchor o dedica unas cuantas horas al pueblo Diola y se adentra en su cultura.

Desde el Dakar podrá acceder a la Isla de Goree mediante Ferry, ubicada a unos kilómetros de su Capital y ofreciendo uno de los tours más atractivos de Senegal llevándolo a conocer la antigua “La Maison des Esclaves” donde los esclavos se mantenían presos esperando su venta y alejamiento de sus tierras para servir a otros. Actualmente fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad ya que en si misma conlleva una gran y dura historia, pero en sus alrededores y gracias a la cantidad de turistas que acuden a ella cada año, se han construidos restaurantes muy pintorescos preparados para satisfacer las necesidades de sus visitantes.

Únicamente podrá dar por finalizado este viaje con un bello paseo de un día en camello por el Desierto de Lompoul. Sentirá que está recorriendo el Sahara avistando dumas en el horizonte con el sol golpeando su cuerpo y sintiendo la cálida brisa en su rostro. Una experiencia inolvidable que podrá mantener en su memoria durante toda su vida recordando aquel momento tan exquisito y mágico en el que decidió adentrarse en estas tierras de ensueño.

[fbcomments]